domingo, 15 de diciembre de 2013

Bacterias en el hospital

No estamos solos. Incluso el ermitaño más aislado goza de una compañía microscópica: las bacterias. Unas sobreviven en la piel y las mucosas, otras en el tracto digestivo u otras partes del cuerpo. En general, no suponen peligro alguno porque la piel y el sistema inmune las mantienen a raya, pero siempre están a la espera de una oportunidad para atacar. Y pocas ocasiones hay tan favorables para estos microorganismos como el ingreso de su hospedador en un hospital por una enfermedad grave.
Acinetobacter baumannii
De hecho, en torno al 8% de todas las personas que ingresan en un hospital contraen una de estas infecciones, aunque este porcentaje se incrementa hasta el 30% entre los enfermos de las unidades de cuidados intensivos (UCI). Del total de infectados en el ámbito hospitalario, se estima que un 0,5% fallece debido a la infección bacteriana.

"Las infecciones nosocomiales afectan a un número muy importante de pacientes, aunque la sociedad tiene un profundo desconocimiento de las mismas", explica el especialista Miguel Puyol, presidente del Grupo de Infecciones Hospitalarias de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que dedica el 100% de su tiempo en el Hospital de Bellvitge (Barcelona), donde
trabaja, a mantener a raya a estos patógenos. 

Esta solo es una parte de la nota publicada por la web público.es si quereis leer la noticia completa solo den click aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada