viernes, 13 de diciembre de 2013

Mantener asepsia en pacientes con medicacion (iv)



















Elección del lugar de inserción:

La enfermera deberá tener en cuenta una serie de factores que le ayuden a determinar una correcta elección del punto de inserción, para ello tendrá en cuenta:
-         La actividad del paciente: movilidad, agitación, alteración del nivel de conciencia.   
-         El tipo de solución a administrar: quimioterapia, concentrados de hematíes.
-         La probable duración del tratamiento intravenoso.
En este sentido, se elegirán las venas más adecuadas.
            Se elegirán preferentemente canalizaciones en extremidades superiores, evitando zonas de flexión, evitando venas varicosas, trombosadas o utilizadas previamente. Además se evitará repetir intentos de punción en la misma zona por la formación de hematomas.
Si se prevén procedimientos, o el paciente es portador de alguna patología en un miembro concreto, utilizaremos el brazo contrario.
Como medida de confort, es importante tener presente el miembro menos utilizado según sea el paciente diestro o zurdo.

  Limpieza y desinfección del punto de inserción de la vía:

Antes de insertar un catéter venoso periférico, la zona de punción debe estar limpia, que se realizará tras cortar el vello sobrante, sin rasurar.
Se lavará la piel son agua y jabón en una zona suficientemente limpia y se secará después, procediendo a continuación a la desinfección con antiséptico.
Desinfectar con gasa estéril impregnada con povidona yodada o alcohol al 70%, realizando círculos hacia el exterior desde el punto de la piel sobre el que se va a hacer la punción (debemos dejar secar dos minutos y comprobar que no queden restos de sangre, si se utiliza povidona yodada ya que en su presencia pierde su poder desinfectante).
Una vez desinfectada la piel no se deberá palpar el punto de inserción


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada