sábado, 14 de diciembre de 2013

Uso de guantes

Los guantes son una barrera física que protege, tanto a los trabajadores de los servicios sanitarios, como a los usuarios que acuden a dichos servicios mediante;

-La prevención de la contaminación de las manos de los trabajadores cuando entran en contacto con sangre, fluidos, secreciones, líquidos corporales, piel no intacta.

-Reduciendo la probabilidad de que los microorganismos existentes en las manos de los trabajadores se transmitan a los usuarios.

-Reduciendo la probabilidad de que las manos de los trabajadores contaminadas con microorganismos de un usuario se puedan transmitir a otro (infecciones cruzadas).

Recomendaciones generales al uso de guantes:


  1. Lavar y secar las manos antes de colocar los guantes.
  2. El uso de guantes no sustituye el lavado de manos.
  3. Llevar las uñas cortas y no utilizar anillos ni pulseras por peligro de rotura del guante.
  4. Cubrir con un apósito cualquier herida localizada en las manos.
  5. Conservar los guantes alejados de fuentes de calor y de la acción de la luz solar.
  6. Elegir el guante del tamaño apropiado, evitando que esté flojo, especialmente en la punta de los dedos ya que se pierde sensibilidad y aumenta el riesgo de punciones o cortaduras.
  7. Evitar dañar los guantes cuando se sacan del envase.
  8. Se quitarán los guantes contaminados inmediatamente al acabar la técnica correspondiente, antes de tocar superficies ambientales limpias, depositándolos en el cubo adecuado.
  9. Se lavarán las manos inmediatamente después de la retirada de los guantes.
  10. No se deben meter los guantes usados en los bolsillos.
  11. Cuando el lavado de manos se realiza con solución hidroalcohólica los guantes que se utilicen no deben contener polvo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada